sábado, 29 de diciembre de 2012

“Ángel de alas despeinadas”




                            “Ángel de alas despeinadas”


                     Luna de violines
               en los acordes de la tarde
                    rasga tus ofrendas
                         en pájaros de lluvia y silencios,
                              mientras nacen mariposas
               de nieve eternidad.


                    Sucumben los latidos    
               de mis espejos rotos
                    y rosas clandestinas
                        esconden tu aroma,
                             desvistiendo un reloj 
               de azul terciopelo.


                     Ya no puedo evocarte…
               misteriosas runas, presagios estelares
                    aún, abismos celestes,
                         eclipsan la magia
                             sobre el prisma de mis veredas,
               soñando con un Ángel de alas despeinadas. 
            

                                   

domingo, 11 de noviembre de 2012

“Ciudad en llamas”




 “Ciudad en llamas”


     Paisaje de ocaso sobre la ciudad:
una misteriosa flama crepita en el horizonte
     y con su puñal de ocres
          redime la antigua aurora
               que encenderá retazos de ensueños
sobre pupilas de viento.


     Cual trazo de río y fuego
asestando el golpe en cientos de pinceladas,
     la urbana alegoría
          despliega su juego de seducción
               para beber  inmortalidad y alquimia
en el vértice de otro atardecer.


     Mas alma de ígneo esplendor
reverberando algún Espíritu de ayer
     fulge este suelo de mi infancia,
          para estremecer la simiente primigenia
               y ser insignia y canto
de este volcán encendido de valle y cordillera.



“Quimera de rosas y fantasmas”


         
       “Quimera de rosas y fantasmas”


           Nívea luz de manantial y luna
      es rumor de ayer
           abrazando las sombras de la noche
                que desvisten alondras cenicientas
                     en el eclipse austral                                            
     de médanos y oasis.


            Melancolía de estrellas fugaces
      tiñen la copa de mis recuerdos,
           y en la ventana infinita
                de este firmamento azul
                     sueñan quimeras de rosas y fantasmas
      los luceros del pasado.


           Mientras se desteje el corazón de mis plegarias
      convoco a los hados
           para encender la pira de ocre sacrificio,
                y aletargando heridas
                   en la espiral de fuego y cosmogonía
   nace el éter de otra aurora.



                                         

sábado, 15 de septiembre de 2012

“Despeinando la arena”


            “Despeinando la arena”


           Equidistante murmullo de nubes
      en el asombro de espuma y arena
           de esta soledad de faro      
                deslumbra horizontes                        
                     en la inmensidad de este abismo                            
     de misterioso puerto.


            Danza de luces y sombras
      despeina la arena de secreto conjuro,
           mitigando heridas
                en el eterno aliento
                     que dibuja nuevas páginas
      a esta historia de humano laberinto.


           Silencio:
      mensajero de memoria en alas de ausencia,      
          nostalgia de tus labios peregrinos
                partiendo en naves de arrebol;
                   …ya te acuna el arrullo
     de inmemorial melodía.

    
                                

lunes, 20 de agosto de 2012

”Universo primavera”



                       "Universo primavera”

                     Un ángel de bruma
               despeina la cintura de la tarde,
                    pintando mariposas de fuego
                         en la retina del invierno,
                              mientras una lluvia de arrebol 
               cae en tempestad hacia el horizonte.


                    Y en la magia crepuscular    
               tu Edén de Utopías
                    enjuga abismos de sueños y nostalgias,
                        para emerger, silente estratagema,
                             soplando caricias de Febo  
               sobre esta pirámide de sombras… 


                     Mientras besa su fuente otoñal
               la huella de tus labios,
                    en un paisaje de ocres espejismos,
                         susurra vientos desflecados
                             y conjuros de primavera 
               esgrimiendo el umbral de mi  ventana.   






martes, 7 de agosto de 2012

“Naufragio de amor”


   “Naufragio de amor”


               Naufragio de amor
          en la retina de la tarde…
               un recuerdo efímero de plegarias
                    en la hoguera de mis anhelos
                        y este silencio quebrado de cristales
          encienden el reloj en mi horizonte.


                Enero crepita su fuego de aurora
          desvelando sueños y quimeras
               en la mordaza de tus ausencias
                    y en la encrucijada de calles desiertas
                        anochece, ebria de luna,
          la copa de mis labios.


               Huyen los fantasmas
          y un dolor peregrino
               besa la piel de mis nostalgias
                    mientras espero,
                         cual Penélope silente,
          en el andén de esta utopía.



“Pétalos de tiempo”


 “Pétalos de tiempo”


        Naufraga a la deriva 
   esta goleta sin destino
        encallando en rocas de incertidumbre,
             pero en el solsticio de tus pupilas
                  despierta al horizonte
   del acuarela de la Vida.


        Mientras, yo,
   gaviota silente,
        me cobijo al abrigo de tus leños
             la luna que besa,
                  con pétalos de tiempo,
   susurra caricias de eternidad.


        Mas esta lluvia de albas
   asoma en la ventana del otoño,  
        tejiendo sueños
             y poblando de Esperanza
                  esta penumbra…
   en el crepúsculo de mis labios.  
                                               


lunes, 30 de julio de 2012

“Torbellino de auroras”


              “Torbellino de auroras”


         Un murmullo de lagos y distancias
    tiñe el silencio etéreo 
         de esta leyenda de misteriosa luna
              en la ventana de un tiempo sediento
                   de horizontes y jardines,                                                 
    amalgamando cenizas y aromas.


         Ecos de arena y viento en concierto
    son el fuego ancestral de estas ruinas,
        inspirando secretos en la piel
              de laberintos y nostalgias
                   para ascender, torbellino de auroras,
    en la noche eterna de corazón latente.


         Y entre luces y sombras,
    más allá de algún equinoccio,
         esta goleta impenitente naufraga destellos
              en la inmensidad de este espejismo
                  hechizando el manantial púrpura
    …de mis plegarias.


domingo, 29 de julio de 2012

“Hoguera de mariposas en invierno”


   “Hoguera de mariposas en invierno”


     Hay un escenario de dársena y eclipses
en el puerto silente de tus labios;
     es el naufragio
          de mil mariposas de otoño,
               lloviendo lágrimas
en la intensidad de mi huracán.


     Es misterio de ecuación y evolución
en el nocturno andamiaje de los sueños,
     atesorando el espejismo de tu sombra
          en la tormenta de faro y alquimia
               que hoy secunda la arena
de otra aurora de Coliseo.


     Un espiral de versos
en el talismán que enciende candelas
     entre luciérnagas de ayer,
          vuelve en los ecos que visten de inmortalidad
              al eterno crepúsculo
que atiza el fuego sobre la alfombra del invierno.


sábado, 21 de julio de 2012

“Apocalíptica”


   “Apocalíptica”

     Hay una profunda mirada
de tormentas y huracanes
     entre azules abismos,
          deteniendo la savia nocturna
               de mi soledad agazapada
al umbral de esta marquesina.


     Lucero en mi cielo de espejismos
horada las rocas eternas
     que ornan el funeral
          de antiguas primaveras,                     
               rememorando el encuentro
de edenes y penumbras.


     Otra gesta de tiempo y misterio
asiste a la perpetua evocación
     de esta alma en ofrenda
          y en la frontera entre alquimia y realidad
               desliza su cerrojo... y amanece aurora
sobre esta piel de inmortal rocío.



martes, 17 de julio de 2012

“Aurora austral”


                          “Aurora austral”


                    Hay un abismo de susurros gastados
               en la sombra pretérita de esta tarde de arrebol
                    mientras un vacío de ecos y relojes
                         pinta el horizonte
                              que duerme huellas de sol
               sobre el viento eterno de esta primavera.


                    Peregrina quietud
               enciende mis pupilas
                    en el nocturno enigma
                         de alondras y acuarelas,
                              seduciendo crepúsculos
               de lluvia y hojarasca.


                    Mas, sublime y eterna,
               será mortaja la aurora austral
                    de tus avenidas silentes,
                         abrazando esta luna secular
                              que desviste sueños
               sobre mi almohada.




domingo, 15 de julio de 2012

“Heridas de viento y soledad”


          “Heridas de viento y soledad”


            El cielo deposita su secreto
      en nubes de algodón,
           escondiendo estrellas marinas  
                en alas de sueños y golondrinas,                    
                     y a cada paso, en cada huella                           
     desteje la sombra de viejos silencios.


            La tarde dibuja con rasguños
      la magia de otras rosas,
           camuflando heridas de viento y soledad
                en vísperas de un extraño diciembre
                     que renueva esperanzas
      y quimeras de gaviotas cenicientas.


            Mientras crepitan conjuros
      en la nostalgia de tu mirada    
           y Febo desgrana caricias sobre la ciudad,
                en misiones secretas
                     yo me despojo…
     ante la utopía de tu abrazo distante.



“En la penumbra de tus pupilas”


               “En la penumbra de tus pupilas”


                     Metamorfosis de luna y mariposas
              en una lánguida noche de plata y arrebol,
                     letanía de estela y cosmogonía
                         es ofrenda de invierno
                              en la pira ancestral de mis estigmas
               destejiendo arcoíris de catedral.


                    Un cielo nocturno de infinitud
              en el jardín de antiguas lágrimas
                    va acallando palabras y distancias
                         y en la esquina de mis presagios
                           describe su cauce de magia y tempestad
               bifurcando senderos de brújula y arena.


                     Y un lento murmullo de soles y hojarasca
              despierta pájaros de ensueños
                    sobre mi almohada de bruma y coral,
                        cunando tiempos de misterio y esperanza
                             para beber solsticios y equinoccios
              en la penumbra de tus pupilas.




domingo, 1 de julio de 2012

“Urbana arquitectura”


  “Urbana arquitectura”


           Un paisaje de sombras y susurros
     se cuela en los épicos caminos de mis plegarias
           y en el derrumbe de hojas y memoria
                la savia silenciosa de la tierra
                     estremece el torbellino de la aurora,                                         
     dibujando orquídeas en mi almohada.


            Mariposas de bruma
      son el murmullo que presagia
           una rebelión de melancolía
                en el vendaval de horizontes
                     que teje telarañas de luz
      en mi ventana de naufragios.


           Mas cenicienta arquitectura de hojalata
      trenza un abismo de peldaños
           crepitando desamparo y letanía
                en este firmamento de arena
                   que recoge los ecos…
    de mil voces del pasado.


“Geografía”


     “Geografía” 


           Camino estas calles vacías de ti
      acompañada de un aroma de soles
           que disipa las oscuras golondrinas        
                que abrigan tus espejos,                         
                     vistiendo la piel de este verano                            
     que enciende mis pupilas.


            La tarde teje pasos a mi lado 
      conjugando este silencio y tus labios de primavera
           para descubrir en alguna esquina
                tu tiempo y el mío
                     y así abrazar un crepúsculo
      pretérito de arreboles.


           Mientras yo, cual fantasma
      deambulo nocturnal     
           y entre piedras y el gris conjuro
                aguardo el oasis de tus manos
                    alcanzando las mías
   en este desierto poblado de fantasmas.



jueves, 21 de junio de 2012

“Manos creadoras”


  “Manos creadoras”
                                               
                                                                                        
     Se despierta la ciudad,
tras los muros
    cada humano asume un rol,
        y escalando entrañas,
             incursiona en la cornisa
de nuevos desafíos.


    Late un corazón
-es el escultor y su obra-
    tallando, esculpiendo la piedra;
        la figura casi humana
             cobra dimensión…
sólo le falta el soplo de vida.


     El artista observa su creación
¡es magnífica! –dice en su interior-
    y acercándose más
          exhala sobre ella…
               abre los ojos, respira;
mientras un nombre se oye por primera vez.


     Cae la tarde,
la noche asoma sigilosa
     y la tarea da paso al descanso;
          mas, en un rincón
               la inspiración renace en  el Creador
deleitando el fuego eterno de la Vida.



“Talismán”


   “Talismán”

     Las palomas de la plaza
zurcen aquel viento de sueños
     trenzando mis pupilas,
          y en atávico cortejo
               perfuman los recuerdos
que conjugan antiguos senderos.

     En la magia del cansancio
tu imagen, tos ojos, tu voz
     secundan paradigmas…
          colándose en mis espejos,
               para acallar
sinonimias del pasado.

     Pero caen lunas diminutas,
como lluvia de lágrimas,
     amalgamando paisajes
          sobre este rosa de tarde
              en el firmamento
de mis silencios.

      Y el fuego que enciende 
el hechizo de tu roca
     crepita destellos alba
          y es el talismán
              que derriba muros
en la esfera de mis miedos.



martes, 12 de junio de 2012

“Paisaje”


"Paisaje"

Un abismo
de noches en fragmentos
llueve luceros
en tus pupilas de bruma
y en equipajes de arena y sol
arremolina susurros de tiempo.

Senderos de heridas y laberintos
dibujan un firmamento de rosas y coral
en la medianoche de tu caricia,
enhebrando huellas de mar
ante el vuelo irredento
de mis golondrinas.

Y este dolor acompasado
que duerme en la plegaria de mis libélulas
es letargo de palabras rotas
en un duelo de paisajes...
y sólo este conjuro austral
desgrana su manto de eternidad.


“Mil hojas de plegarias”


    “Mil hojas de plegarias”

       Ámbar y  fuego
en el hechizo crepuscular de tu mirada 
      conjuga de miel y ocres
           esta primavera sobre mi piel
                abrazando estrellas fugaces
y luciérnagas de antaño.


       Mas un naufragio de calendarios
en somnolientas pupilas
      viste mariposas en la noche,
           y en la infinita niebla
                que amuralla mis fantasmas
un rocío de auroras desgrana tempestades.


       Y un soplo en mil hojas de plegarias
teje la sinfonía inclemente del horizonte
       soltando amarras en lágrimas
           de hojarasca y coral
                cuando en la penumbra del delirio
naufrago, inmaculada, hacia tu Cosmos.


domingo, 10 de junio de 2012

“Mediodía en la calle”


       “Mediodía en la calle”
                                                                                             
     Cuando el mediodía en la calle
quiebra las rutinas emergentes
    de vidas despojadas de su esencia-destino;
        es el instante aquel
             en el que se entrecruzan
tu frontera y la mía.


    Cuando el sol en las calles-recreo
se dilata crepuscular,
    construyendo andamiajes de conspiraciones
        entre lágrimas-fuego y rasguños-consuelo;
             es ahí cuando desisten
tu silencio y el mío.


     Cuando senderos de sol-nostalgia
se despeñan, ineludibles,
     cual abismo-heridas
          en fragmentos de rostros sin luz;
               es cuando acontece el encuentro-presagio
entre tu mundo y el mío.


     Cuando fragua solana
derrama temporales de ocres y añiles
     señalando, inexorable,
          el paso de las horas;
               es el momento de tus pasos
acompañando a los míos.



miércoles, 6 de junio de 2012

“Ofrenda”


                     “Ofrenda”


           Cual furtiva plegaria de verano
     en el desamparo de la tarde
           esta soledad agazapada
                al prefijo de mis horas
                     urde letanía de mariposas                                        
     mientras la noche arrulla mis esquinas.


            Y una rebelión de rosas y golondrinas
      en la hoguera de los sueños
           trunca despojos de luna
                en el mediodía de tus pupilas,
                     abrazando un vendaval de caricias
      en el destierro de mis silencios.


           Mas en este mágico aquelarre
      aguardo la luz peregrina de tu alborada
           y en la nostalgia dormida de agosto
                redimo versos de espejismo y horizonte
                   crepitando recuerdos
    en el torbellino de mi holocausto. 



martes, 5 de junio de 2012

“Aurora de un naufragio”


              “Aurora de un naufragio”

           Libertad en senderos de lluvia
      es rumor de huellas y misterio
           en este laberinto de vientos y silencio,    
                y un velo de océano y crepúsculo                      
                     es el ancla en la roca                          
     que crepita mi refugio.


            Un paisaje de otoño
      remonta su esplendor de quimeras
           sobre este campo
                de abismos y fantasmas,
                     y es umbral en el peñasco
      de mi paradigma inconcluso.


           Aunque el Tiempo revista conjuros
      de antiguos equipajes,   
          llevando prisionera su estampa de relojes,
                percibiré el alba majestuosa
                   en el instante aquel, preciso, sublime…
     cuando emprenda mi último viaje.


jueves, 31 de mayo de 2012

“Ocaso de lágrimas”


      “Ocaso de lágrimas”

       La tarde acompasa su agonía de otoño
y una lluvia de ocres ensueños
      despierta sortilegios,
           mientras respiro un huracán de primaveras
                despertando arreboles de coral
en el perímetro de este holocausto.


       Una mariposa de pretérito embrujo
hilvana, indolente, prefijos de aurora
      sobre la almohada infinita
           de mis letargos,
                acunando luciérnagas
en el crepúsculo de tu mirada.


       Y un silencio de sombras y auroras
seduce mis espejos clandestinos
       allí, donde duermen estrellas fugaces,
           en este ocaso de lágrimas…
                y en el calendario de brújulas y naufragios
nacen soles que inundarán mil pájaros de soledad.



“Nocturna”


                          
           “Nocturna”

           Ángel impenitente
      reposa entre las rosas dormidas
           y un beso de luna es almohada
                acunando sus plegarias                       
                     en los espejos de la noche…                            
     serena morada del olvido.    


            Azul perfume envolviendo la tarde   
      acurrucada en cristales de otoño
           desteje enigmas en la ventana atemporal
                de una alborada con susurros de fuego,
                     y en la promesa que abriga el alma
      se hilvanan sueños pretéritos de esperanza.


           Ya duerme la pluma
      despojada en conjuro silente   
           y un sol venturoso besa la alameda
                mientras las calles se suceden vacías,
                   deshojando este eclipse
   que devora la sinrazón de tu ausencia.



lunes, 28 de mayo de 2012

“Alba luna”


                    “Alba luna”
                                                                
     Compasiva te presentas,
como círculos en el mar
    y acariciando esta piel azul
        buceas en la secuencia pretérita
             de un horizonte mendigo
que recala en la orilla de mi hombro.


    Metamorfosis de caminos
que abrigan la calma de mi alma,
    retaceando aflicción,
        consolando penumbras
             a este murmullo agazapado
en el cristal de mi hemisferio.


     Eres la vertiente
que recusa los dolores
     de aquellas preguntas sin respuestas,
          de un bosque, no siempre azul
               reforzando estrategias
en esta lid entre presentes y futuros.


     Mensajera, vistes de luz
disipando conjuros al alba,
     y perpetuando esta agonía
          de verde marejada,
               conformas –así-
la ruta de mis empeños.


“Pintar este valle”


            “Pintar este valle”
                                                                     
                                                          
     Recuerdos de infancia
adormecidos en la estepa
     de mágicos sueños,
        relucen en la dorada esfera
             que matiza los árboles
de esta ciudad valletana.


    Un soliloquio de historias
va creando primaveras de acuarelas y acero,
    cimentando esta tierra
        de indómita magia,
             remontando las alas
de viejos adoquines.


     Un murmullo de álamos
resuena en el laberinto
    de la niñez primera,
          y en encuentro estelar
               surgen aquellas perlas
forjadas en cristal.


     Mas hoy se revelan,
magia y enigma,
     las voces que interpretaron
          la viñeta de luces y sombras
               que conjuga el hechizo
que es llanura y es valle.



            

miércoles, 23 de mayo de 2012

“Un instante en la esquina de los tiempos”


     “Un instante en la esquina de los tiempos”


     Lluvia de espejos cayendo
en esta boca de voces insomnes
     entre luces y penumbras;
          en la abundancia de este espacio
               sólo una huella desdibujada
acompaña aquellas pisadas.


     Sucumbe el firmamento
de flores y cristales
     sobre la muralla estéril de los recuerdos,
          ensayando fragmentos
               de historias y paralelos
besando, lentamente, tu frente.

     Un momento contenido
en cientos de instantes
     de clandestina mirada,
          soslaya esperas y desencuentros
               entre la mágica rutina 
de esta insólita vida.


     Un vacío de extremo dolor
se rinde al natural embrujo
     que anestesia el equilibrio
          de este juego de lágrimas,
               restaurando, nueva miscelánea,    
nuestro punto de partida.


“Ventana a la libertad”


  “Ventana a la libertad”
                                  

     Un cielo impregnado de rubores
penetra los espejos revestidos
     de esmeraldas y bronces,
          mientras, la atmósfera despliega
               su manto de fragancias
apagando un frío de ausencias.


     Aquel bagaje de ensueños
va trenzando los peldaños de esta escalinata,
     como una señal singular,
          emergiendo de otra dimensión,
               serena, dulce, ceremonial,
acallando heridas del pasado.

     Una cascada de vertiente cristalina
nutre la alfombra que tapiza
     con rosas y ámbar,
          y es vuelo
               y es espíritu que renace 
como Ave Fénix, de sus cenizas.


     Ya se ejecuta el ritual:
desplegando las alas,
     en un suspiro profundo,
          el reloj comienza a desandar el Ayer
               iniciando… el primer vuelo  
hacia la libertad.


domingo, 20 de mayo de 2012

“Duelo sur”


                        “Duelo sur”

            Un oasis de plegarias
      descansa en el alba sosegada de adoquines
           y entrelaza tus manos y mis noches  
                con cristales y besos de luna,                   
                     suplicando la tibia caricia                          
     que es candela en esta aurora.


            Promesas de arrebol
      se descubren en la antigua bitácora
           de luciérnaga austral,
                soslayando laberintos
                     de escombros y letanía
      para renacer en aroma de música y espuma.


            Ya se cubre la alfombra de tu firmamento,
      pintando con rocío los ecos de otro ocaso,  
           y en el aliento de nuevo umbral
                transmutan sueños de mar
                     los riscos silentes
     que horadan mi piel con ancestral lanza.



“Haikus del recuerdo”


  “Haikus del recuerdo”
                                                         
     El sol bosteza
su luz sobre la calle,
    yo sólo sueño.

     Tu cabellera
al viento me sustrae
     por un instante…

     Y en una esquina
de torbellinos mágicos,
     el reencuentro.

     Este desvelo
de mares cristalinos
    cincela el Alba.

     Lunas doradas
aún peinan las nostalgias
     de nuestro sueño.

     Mas tú no estás,
sólo el Recuerdo-Luz
     hoy me acompaña.

             
                                               
                                     

viernes, 18 de mayo de 2012

“Noche infinita”


  “Noche infinita”
                                                                
Noche infinita y tangible,
voraz silencio de lunas:
sólo el olvido me acuna,
abrazando soledades.

En relojes y cadenas
se van sueños y esperanzas,
cortejando golondrinas
en páginas amarillas…
                                                               
Enamorados, resuenan
sones de río y cascada
en un verde laberinto,
escapando en nuevo lienzo;

ya amanece la corona
que es caricia y sosiego
para el alma estremecida
que juega a las escondidas.


“Signos”


  “Signos”

     Gotas de quietud
en la distancia
     entre memoria y olvido
          subyacen en una muralla
               que trasciende en alas
de viento y melancolía.


     Señal de luna
en el remanso de una fortaleza
     que amotina asombros
          en el ojal de un verso encendido,
               y su concierto de nocturnal estío
es suspiro en el sendero de tu boca.


     Luciérnagas en fuga
tejen el añil reflejo de otro Cosmos,
     y en la perpetuidad
          de este sosiego
               mutan soles de bronce
y mariposas…


“Esta tarde”


 “Esta tarde”

     El otoño dibuja su rostro de ocre sonrisa
sobre la mágica piel
     de la ciudad que atardece
          en cientos de sueños
               desplegando sus alas
con los últimos rayos de sol.


     Mensajeros del pasado
los recuerdos acuden a este cielo
     de pájaros de ayer,
          cabalgando historias en fogatas de palabras
               y columnas de nubes,
atravesando solsticios.


     Otro juego comienza,
camuflando heridas, albergando quimeras;
     mirada de faro entre la bruma
          hoy nos alcanza su rayo de esperanza,
               para regresar en primavera
derramando el óleo de tus pupilas.